La Blogocosa. El Blog de Fernando Checa
Estuvieron Aquí
22 mayo, 2007
El descanso, dormir, es una actividad tan maravillosa como necesaria. El año pasado cambié mi colchón. Teniendo presente que uno pasa un tercio de su vida haciendo la horizontal, y que la cama es posiblemente la parte más importante y menos reconocida de la satisfacción personal, busqué y busqué por muchas tiendas para elegir la base más apropiada.

Había utilizado un colchón de látex durante un par de años, pero no estaba del todo satisfecho. Alguien me habló de la viscoelástica y a partir de ahí mi objetivo fue encontrar el mejor al precio más óptimo. Finalmente, con toda la información, poco satisfactoria en la mayoría de las ocasiones, fui al entorno en el que me siento más a gusto, Internet. ¿Comprar un colchón por Internet? Pues sí, ¿por qué no? Tras una indagación nada complicada di con la Tienda Home y me decidí por un Memory Lux de 1.50 metros con su base tapizada. El precio más ajustado de todas las ofertas que durante más de un mes me habían ofrecido en decenas de tiendas, y unos días de incertidumbre por no tenerlas todas conmigo (el miedo a comprar on line nunca desaparece del todo...)


En diez días el colchón llegó a casa. Previamente me llamaron por teléfono para ajustar la entrega, y mis horarios no son precisamente fáciles. No importó, ellos adecuaron los suyos. Lo subieron los operarios, ellos me montaron la base y allí tenía una enorme superficie de viscoelástica dispuesta a ser probada. Pues bien, tengo ya unos cuantos años, y a todo el mundo le digo que de todas las compras que hecho en mi vida (y son algunas) sin ningún género de dudas esta es la mejor. No tengo un colchón. Tengo una cama con un enanito dentro que me masajea durante la noche y que cuando me levanto me seduce con una voz en el inconsciente haciendo realmente difícil el salir de sus brazos.

Y ahora me encuentro con que Tienda Home tiene un blog. No podía dejar de hablar de él. Y es que hay gente que no entenderá comprar algo tan personal a través de la Red. Pero una empresa que demuestra en su bitácora saber de descanso ya tiene mucho ganado. Cuidaron la comunicación mediante el mail y el teléfono. Y ahora conversan con sus clientes. Realmente, desde mi puesto de Apostol de la empresa, sólo puedo desearles lo mejor (cuando dentro de 10 años cambie de colchón, ellos serán mi primera opción)
 
Escrito por Fernando Checa García a las 10:41 a. m. |


1 Coentarios:


At 3:46 p. m., Anonymous Anónimo

Hola!
Me alegra leerte en el blog después de unos cuantos añitos que dejé la ponti.
Feliz descanso! ...y felices sueños en tu nuevo colchón!.
Nacho, un ex-ponti financiero.